Hojas de mi calendario…


Hojas de mi calendario…

 

Hoy arranco una hoja más de mi calendario de sueños, comienza mi mes de origen…

 

Acabo de cerrar mi último libro leido. Gauguin moría disfrutando su búsqueda del paraíso, rodeado de la brisa Tahitiana…Una lagrimilla se asomaba por mi mejilla; "no sabía que todavía te siguieras emocionando con estas cosas, belén"…La última hoja del libro que he compartido durante días llegaba a su fin.

“Qué pena, seguiré leyendo sueños”.Porque ,en realidad, eso es lo que cuenta, con lo que vivo: tener la certeza de que seguiremos buscando nuestro propio paraíso, da igual si lo encontramos o no; eso qué más da, ¿verdad?

 

Dentro de unos días, 19. Quién diría que fueran a llegar…

El miércoles, naufragando en tierras francesas. ¿Miedo? no creo… ¿incertidumbre? y por qué no…¿nervios? muchos….¿ganas? demasiadas…¿sueños?…infinitos….

 

Otro verano más descubriéndome, otro año más cumplido, otro reto más que me espera.

 

Con esto, solo os digo un “hasta pronto” hasta septiembre. Espero que os lo paséis genial y que os acordéis de mí mucho, eh? jeje!

Dejadme un mensajillo si queréis por aquí para saber si vuestros naufragios siguen adelante o si por el contrario habéis decidido abandonar la aventura, cosa que no os recomiendo…

 

Muchos besos,

 

de vuestra buscadora de paraísos en las otras esquinas

Anuncios

One Response to Hojas de mi calendario…

  1. Salva says:

    Me alegra verte así, peque: cumpliendo años y promesas, acabando libros, empezando aventuras,… ¿Sabes? El otro día, hablando con un amigo, le dije que él era "muy buena gente", y me dijo como reprochándome "bueno, pero eso es algo muy general", y yo le contesté "tienes razón, es algo muy general, pero no lo suficientemente generalizado", y nos hartamos de reír los dos. Pero bueno, yo ante la ausencia de fe en Dioses o profetas, mantengo intacta mi fe en la humanidad… y esta fe, por terrenal y por humana, es frágil y a veces tan leve como la felicidad que viene dada por las pequeñas cosas. Yo creo en los dioses (con minúsculas) de las pequeñas cosas, que son los que relmente mueven el mundo, y mueven a las personas (los que me mueven a mí). Y estos dioses de las pequeñas cosas pueden ser, perfectamente, las personas que me rodean: bueno, está bien especificar, la gente "buena" que me rodea y que me abraza diariamente en un abrazo tan inmaterial como real. Evidentemente, tú eres uno de mis dioses de las pequeñas cosas: porque estás aunque no estés, y porque en la distancia tienes el don de estar cerca, y de acompañarme en el camino. Espero que yo cause algo de eso en la gente que quiero. Porque el "otro mundo posible" se encuentra en los ojos, en las palabras, en los corazones, en las notas de una guitarra… Porque me llena de alegría que unos ojos me miren con transparencia digna de un ventanal que da al océano.
    Que todo te vaya bonito, peque.
    Nos vemos pronto.
    Muy pronto.
    Por las huídas que ya hicimos.
    Por las huídas por hacer.
    Besos.
    Besos.
    …y versos.
     
    Salva. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: