Principes y princesas


 
 
Como cualquier tarde de domingo, mis dedos me piden teclear algo específico, no algo cualquiera. Me piden que hable de algo que generalmente se representa como un corazón rojo y con formas redondeadas que late fuerte.
 
Desde hace más de tres meses, esas formas latentes me ayudan a soñar despierta cada día y a empezar a pensar que mi batalla de futuros quizás no esté perdida, que aún me quedan muchas estrellas fugaces a las que pedir deseos.
 
El amor es indescriptible, por eso, y solo por eso, merece la pena soñarlo. Y cualquiera que haya visto una pantalla con final feliz lo habrá soñado, aunque inmediatamente lo haya desechado porque lo pensara irrealizable. Las perdices solo se la comen en los cuentos y ni las ranas se convierten en principes ni se consigue a la princesa matando al dragón. Es verdad. Pero te puedo asegurar que unas patatas fritas se comen muy bien con compañía y que puedes amar si te arriesgas a, simplemente, hablarle y a conocerle mejor. Como cualquier metáfora, el trasfondo es real.
 
Y , como en cualquier cuento de hadas, las traiciones y las mentiras pueden  aparecer  a mitad del relato, ya sabes que el destino es caprichoso y puede poner manzanas rojas envenenadas en tu puerta. Pero piensa un cosa: ¿Acaso blancanieves hubiera acabado con su principe sin esa manzana? ¿Acaso no fue esa misma manzana envenenada la que hizo que el hombre de sus sueños sellara con sus labios su corazón? Por eso, alguna que otra suculenta manzana que nos de una lección no viene mal de vez en cuando, simplemente nos ayuda a conseguir lo que deseamos…
 
Ser fuerte , no soñar y mantenerse distante es fácil. No arriesgas y no pierdes. Fin del cuento. Pero ser vulnerable y soñar también es una forma de mostrarte a ti mismo que sientes y que quieres vivir. Y Llorar…llorar no es malo, es la reacción que tu cuerpo te regala para expulsar lo que tienes dentro. Y si no que se lo digan a una servidora…
 
Por ello, te invito a que una vez más sueñes conmigo. Aunque parezca imposible, aunque solo te resulten palabras absurdas y tópicas, creéme, no lo son tanto.
 
Te lo asegura una persona que ha comido y seguriá comiendo patatas fritas en compañía y que se atrevió a leer y escribir unas simples palabras que más tarde derribaron al dragón.
 
Os quiero personitas que me alegrais la vida. Te amo persona de mi vida.
 
Belén
 
 
Anuncios

2 Responses to Principes y princesas

  1. marta says:

    ooooooooooooooooooohhhhhhhhhhh
    Belén qué boniiiiiiiiitoooo
     
    🙂 🙂 🙂
     
    Yo tb qiero a esas personitas q me alegran la vida (copiona!) y sabes de sobra q eres una 🙂 muaaaaaa

  2. MaRy says:

    Belencita!!! Ya hacia tiempo q no me pasaba x los espacios de la gente. No me cansare de decirte q me encanta leerte y q escribes estupendamente. Y es q las letras las llevas en la sangre! jajajajjajajajajajjaja
     
    Podrias tener un blog de esos a nivel nacional o mundial, jajajaja xa q lo viera todo el mundo y te hicieras famosilla, jejejejjejejeje
     
    Pues nada, desd mi temporal encierro te mando un fuerte abrazo y muchos bss!
     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: