A eso iba


(Extiendo la mano y te miro.)

– Estoy aquí.

– Ya, ya. Me había dado cuenta.

– Es que, ya te vale. Parece como…no sé…como si no me echaras cuenta. Miras al frente, señalas al frente. Vamos, que   me he tenido que poner delante tuya para que me mires.

– Ya. Últimamente, es eso. Que solo tengo ojos para alante, no para atrás. Y apenas lo rozo.

– ¿Pero el qué? ¿El que no rozas?¿Qué me estás contando? ¿Y a estas horas?

– Que no, que no llego. Casi, pero no. En fin.

– Anda, duérmete.

– Ya. Sí…a eso iba.

Anuncios

2 Responses to A eso iba

  1. Mary says:

    A veces todos nos cegamos y sólo vemos lo que tenemos delante y no lo que tenemos a nuestros lados. Luchamos por conseguir lo que queremos, siempre pensando en el futuro, sin disfrutar de las alegrías de nuestro presente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: