Luna miope


Sin gafas, veía la luna más grande.

Cómo si de un ejercicio de prestidigitación se tratase, jugué varias veces  con los cristales de la montura para ver acercarse y alejarse aquella luz redonda y brillante.

Las limpié concienzudamente una y otra vez para ver si eran engaños del polvo y de descuidos propios. Comprobé si tenía algún arañazo o si simplemente no eran las mías. Pero no. Sí que lo eran.

Y es que siempre pensé que, con las lentes de miope, las cosas se veían más cerca no más lejos. Ya se sabe, uno no siempre tiene la razón y hay que aceptar la realidad por lo que es. Realidad.

Me puse las gafas y volví a mirarla. Era totalmente llena. Estaba definida y preciosa, nada comparable a la masa enorme que mis imperfectos ojos habían observado en un principio. Y me hizo reflexionar. Sobre las diferentes calidades con las que suelo ver lo que tengo delante y la real verdad de lo que verdaderamente es. Con gafas.

Las lupas no siempre hacen más grandes las cosas, solo te las muestran con detalle.

Bonita metáfora. Para esta noche.

Feliz luna llena.

 

Anuncios

One Response to Luna miope

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: