Lluvias de grifos


Es como si necesitaras cantar un cachito del pasado. Es irremediable y casi una angustia encontrar esa canción que quieres escuchar en el aquí y ahora.

Es egoísta, pero que le voy a hacer, este tipo de caprichos es barato y realizable, apenas dañino (si no le das importancia a la afinación no tan afinada) y energizante.

Y es que de las bandas sonoras pasadas también se alimenta una servidora y la musiquilla incansable que aparece por mi mente y que pide inmediata cantada en esta casi noche de domingo es como es. Así.

Al son irracional del desenfreno de pies locos- con cuidado de no resbalar- bajo la lluvia del grifo, mi mente sonrió tranquila y apacible por unos segundos. La realidad quedaba fuera y no le concernía mi minuto de gloria cantarín.

Un segundo racional irrumpió en ella, dándome a entender que algo de esto podía traspasarlo más allá de la ducha. Y mi cerebelo se echó a reír.

Pero qué cosas que tienes.

Seguí disfrutando del grifo. Sin derrochar, pero disfrutando del agua. Clara y limpia.

Ojalá otros también pudieran hacerlo sin necesitar tener a mano algún que otro objetivo de esos del milenio.

Ojalá los verdaderos protagonistas de las cumbres y targets mundiales pudieran tomarse un respiro cantando bajo el agua.

De la lluvia. Del grifo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: