Querida Jane


Querida Jane:

Tenía ganas (muchas) de hablarte hace ya bastante tiempo, pero siempre desistía en mi intento.

¿Quién soy yo para escribir sobre y para ti?

No podía rendirte el homenaje que te mereces con un teclado de plástico y una pantalla de pacotilla. Y es que debería tener alguna pluma con tinta en el tintero y algún papel de buena calidad con una caligrafía en condiciones, sin contar unos versos inteligentes y desgarradores que dirigirte, pero no. No los tengo.

Por otro lado, hoy es tu cumpleaños. Y eso sí que no podía pasarlo por alto. Son 235 años.

Yo solo arrastro las dos primeras cifras en mi equipaje, así que what do I know about life, right?  No es que me queje, nada por el estilo. Soy, en el más literal sentido de la palabra, feliz. Normalmente no me atrevería a confesarlo, hay demasiadas cosas por las que quejarse, pero hoy es una ocasión especial y me tengo que sincerar- eso es lo que me queda ya en el tintero, a estas alturas.

Y parte de este concepto de felicidad sentida es gracias a ti. Tú me enseñaste a labrarme ese espacio de mí al que podríamos llamar romántico. No pasteloso ni vacío ni cursi. Sino pasional, angustioso, doloroso, divertido, hilarante, inteligente, irónico, desafiante, asfixiante, verdadero… a definir lo que sea que  en realidad sea el amor.

Entraste en mi vida sutil y casualmente. Elizabeth Bennet (en forma de Bridget Jones) empezó a ser mi heroína y Mr Darcy (personificado en Collin Firth) mi caballero por excelencia. Después llegaron las películas, las series, tus libros, los libros sobre ti, los blogs… Encontré a gente que te adora y que emula tu mundo celebrando bailes en tu honor y vistiendo con elegantes e (literalmente hablando) increíbles vestidos, complementos, peinados y modales. Para ellos, tu mundo no ha pasado de moda. Es también el suyo.

Me entró el gusanillo en el cuerpo. Y decidí saberlo todo de ti;  todo lo que pudiera, claro. Pero no puedo negarte que mi corazón late fuerte, y casi duele, con cada declaración de amor que tu pluma escribió hace más de 200 años. Y no me canso de hacerlo.

El tiempo no pasa cuando una historia encaja con todos los tiempos. Y así es la tuya.

Así que aquí estoy, en este 16 de diciembre de 2010, con un abismo ante las puertas del próximo año, con dolor de garganta y con un futuro lleno de tus páginas.

Desde mis humildes aposentos, te mando todo mi amor. Ese que tan bien me enseñaste a utilizar.

Happy birthday, my dear Jane.

Happy birthday.

Anuncios

3 comentarios en “Querida Jane

  1. Qué palabras más bonitas le has dedicado. Si ella pudiera leerlas seguro que se emocionaría de provocar tales sentimientos en una de sus más fervientes lectoras.

    Por cierto, muy buen libro el de Noah Gordon. Yo los leí hace ya una década y me encantaron, soy una entusiasta de las novelas históricas, sobre todo aquellas que tienen como escenario la época medieval.
    Espero que lo disfrutes.

    Un abrazo enorme de esta ex-compi de clase y felices fiestas!!!:D

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s