“Eat, pray, love” o el complejo arte de comer, rezar y amar


Es increíble como nuestro mundo se va moviendo entorno a nuestro ombligo.

Lo queramos o no, las tragedias ajenas y los bombardeos que supuestamente buscan la paz no nos afectan más allá del televisor y de las conversaciones de sobremesa.  En fin.

Mi ombligo – estos días- versaba sobre las últimas páginas que iba devorando sin parar. Eat, pray, love (Come, reza, ama) se ha convertido en mi norte, mi rincón de pensar, de viajar, de mirar más allá e, incluso, de añadir algún que otro vocabulario nuevo a mi caja idiomática particular.

Eat, pray, love va sobre tu búsqueda personal, sobre el cuándo y porqué vivir como vivimos, el cómo nos aferramos a un futuro sin cuidar el presente o el saber cómo somos es mucho más que cómo salimos en una foto o en el espejo cada mañana.

EAT, porque es lo que te ayuda a seguir adelante, a comerte tu orgullo, tus fracasos y sufrimientos y empezar a quererte. A expandirte como persona y como esencia.

PRAY, porque es la única forma de conocerte a ti mism@ en profundidad, con seguridad y constantemente. Es la via para descubrirte y llegar hasta lo que te define.

Y LOVE porque lo es todo y es nada. Porque lo necesitamos para superarnos y para no estancarnos. Sin amor, sin cariño, sin contacto, la vida no vale nada. Y en este viaje, si algo nos enseña Elizabeth Gilbert, es que el valor no lo da el dinero, sino las personas y la fe en ti misma y en los que te rodean.

Más o menos, mi “tengo que leerlo”, fluyó así….

  1. Salió la película y me atrajo el título- importante. Quería ver la película, pero sabía que debía leerme antes el libro del que se inspiraba. Tras un tiempo evitando trailers y spoiler masivos, por fin tenía el libro en mis manos.
  2. Y a medida que lo iba disfrutando, comprendía que se estaba convirtiendo en uno de los mejores hallazgos entre páginas de mis últimos años.
  3. Cuando lo acabé, sentí que mi viaje también había comenzado. Que solo era el principio. Que me había más que encantado. Me había definido.
  4. Ahora, estoy impaciente porque me llegue la continuación, Committed (Comprometida).
  5. Ojalá no tarde.

Como caída de telón, os dejo con las palabras que la autora de estas memorias nos dejó en TED.

No tienen desperdicio, en serio.

¿Y tú? ¿Tienes algún inesperado hallazgo lector de última hora?

Anuncios

3 Responses to “Eat, pray, love” o el complejo arte de comer, rezar y amar

  1. Pingback: “Eat, pray, love” o el complejo arte de comer, rezar y amar

  2. Pingback: “Eat, pray, love” o el complejo arte de comer, rezar y amar | Noticias - d2.com.es

  3. Pingback: “Eat, pray, love” o el complejo arte de comer, rezar y amar | PHP SPain

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: