Alientos y ascensores


Definitivamente, la vida no se mide por las veces que respiras…

si no por los momentos en los que te quedas sin aliento.

                                           Y quedarse encerrada en un ascensor es uno de ellos….

¿Y tú? ¿Sin aliento, también?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s