El lado bueno de las cosas


Me duele la barriga, es viernes y acabo de digerir dos horas de película.  Antes del final, me he dormido un minuto (o 59 segundos, que también puede ser) y he seguido el ritmo como si hubiera despertado de una invernada de seis meses.

No quiero llegar a nada en concreto, simplemente, a que necesitaba plasmar que lloro aunque no quieras y que tengo ganas de decirte que hoy me pusieron un 90/100 en la Unidad 1 y me regalaron una Coca Cola con mi nombre. Que salí airosa en aventuras cochísticas y que te sueño cada noche.

Miro el reloj y me sorprenden cuatro meses.

Aunque solo sea por ti, intentaré seguir viendo el lado bueno de las cosas…

Anuncios

Un comentario en “El lado bueno de las cosas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s