The story of my life


Este post es un breve recordatorio de que la vida, por muy lluviosa o gilipollezca que parezca a veces, puede seguir siendo maravillosa.

Es un tener presente que, aunque descubras un domingo a las 00:20 de la noche que una de las canciones que tarareas a menudo es el producto de un ataque de hormonas con gomina y te sobresalte la duda de si aún tienes activado el botón de “todo-el-mundo-sabe-en-facebook-lo-que-escucho-en-el-spotify-menos-yo”, la vida puede seguir siendo divertida.

Este es, en definitiva, un buenas noches después de un día de seguir comprendiendo que las lágrimas, por muy amargas que parezcan, siempre son purificantes; siempre te ayudan a sacar algo bueno y a verte más guapa cuando te ríes. “Llorar es bueno, limpia los ojos y el alma”, me dijo alguien a quien quiero mucho. No lo borro del posit de mi escritorio desde entonces.

Espero que hoy hayas reído mucho, llorado otro tanto y enfadado lo menos posible. Yo lo he cumplido todo a rajatabla, así que me voy a la cama tranquila. Eso sí, cuando deje de mover la cabeza al son de la música sentida cual perrito de plástico feliz porque… acabo de descubrirme llorando al ver un videoclip que jamás pensé que a) vería entero y b) me gustaría.

…The story of my life, anyway…

Anuncios

Un comentario en “The story of my life

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s