Lo encontré por casualidad, igual que casi todo últimamente, a través de Facebook. El poder mágico de escribir, se llamaba el artículo. Y me acordé que algún día este blog también me servía para eso, para dar rienda suelta a mi magia y que cuando alguien me leyera -si caía la breva… ;)- compartiera mi sombrero de copa conmigo y se quedara a la función del día. Mi pregunta es la siguiente: ¿cuándo empieza un blog a ser parte de tu diario personal, íntimo e intransferible? ¿Cuándo sabes que lo que escribes no es solo para ti y empieza a ser de interés público? Mil y una veces he empezado a escribir una entrada en pleno momento de apogeo de un sentimiento y me he parado, he pensado (maldita sea con los pensamientos de turno, por cierto), lo he borrado y le he dado a la X del editor.

Ser autocrítica, con chispa, aguda e interesante a la vez es algo tan incomprensible a veces que duele tener que darle la razón a eso que llaman conciencia.

La cosa es que cuando me doy cuenta de que haga lo que haga nunca estaré tranquila, segura, confiada en mi misma; que cuando me doy cuenta, ha pasado ese fin de semana o ese mes, los 25 o los 19 de  junios de notas y veranos libres… Cuando me doy cuenta de que ya no soy eso nunca más y tampoco soy lo que fui el año pasado, que lo que solo vale es lo que soy hoy, me da miedo. E intento que no, pero sí. Y hablo en alto conmigo misma como siempre y no quiero salir del sofá, pero tampoco quiero quedarme; quiero salir a comprar una lechuga, pero mejor pienso en depilarme y luego creo que estoy haciendo el canelo porque debería estar con el máster pero a la misma vez me miro las uñas y pienso que me gustaría tenerlas más largas aunque si me pongo lentillas las voy a estropear pero ¿qué lentillas? si aún me las tengo que comprar y ya tengo otra vida en el Candy Crush y encima no paro de rimar… Cuando me doy cuenta de que no necesito comas en ninguna frase porque no hace falta, cuando me doy cuenta de todo esto…. en fin, la vida, al menos, es mucho más agradable.

Y la lista sigue, y mi cabeza no para y no para. Y pienso, Dios, ¿así es todo el mundo? ¿Y todo el mundo siente un agujero por dentro por tener la incertidumbre de no saber si todo lo está haciendo bien? Y después pienso que debería ponerles comillas al Dios en la anterior frase porque, obviamente, no es mi dios y suma y sigue.

Si a estas alturas estás deseándome lo peor porque te duele la cabeza de todo este rollo, bienvenid@ a mi mundo. Si estás deseándome lo mejor, bienvenid@ a mi  mundo;) Eah, ya está, mi diario de hoy, ¿algo que compartir tú en el tuyo?

 

  ******Bonus track: últimas series visionadas*******     Infieles (2013) Poster      

Anuncios

One Response to

  1. heisafer says:

    hola, pueden comentar mis cuentos? heisafer.wordpress.com gracias! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: