Albert Espinosa


Cuál ha sido mi sorpresa hoy al descubrir una entrada que había quedado olvidada, en el banquillo de los posts. No sé si os acordáis, aquellos que me leíais por el 2011, que hubo unos meses que yo era Espinosa, era mucho Albert. Lo descubrí por arte de magia y ya no supe vivir sin él. Y el 28 de agosto de 2011 a las 21:19 h escribí las últimas comas de este monotema, monográfico o “amemos a Albert” (como queráis llamarlo). Gracias a una de mis personitas únicas, lo he vuelto a desempolvar hoy sin tocarle nada y he decidido que debería salir al campo, a marcar un par de goles y a disfrutar con la afición. No está rematado, ¿pero quién lo está? 

Dedicado a todos los que conocistéis, estáis conociendo o conoceréis a uno de mis autores favoritos. Porque te encanta o desencanta, no hay más.

Si eres de los de la primera casilla, va por ti. 

Sé que puede parecer monotema e incluso repetitivo, pero es que cuando me gusta algo lo exploro al máximo, por lo menos hasta saber que he extraído todo lo extraíble posible por el momento.

Y desde un par de semanas atrás, ha sido el momento de Albert Espinosa.

Pero mi atracción no fue a primera vista, todo lo contrario. No sé si habréis visto su último libro,
“SI TÚ ME DICES VEN LO DEJO TODO… PERO DIME VEN”. Me lo recomendaron hace bastante tiempo, La casa del libro me informó de que había sido elegido el Mejor Libro del Verano, lo veía en todas las librerías… pero me resistía. Una oferta de dos libros de bolsillos en otros grandes almacenes me llevó a comprarme sus dos obras (y únicas) anteriores, “Lo que hubiéramos sido tú y yo si no fuéramos tú y yo” y “El mundo amarillo”.
Su lectura fluía, era fácil y profunda a la vez, y me obligó a abandonar los libros que me estaba leyendo para devorarlos con ansia y sin espera.
Y, viendo esto, continué con mi método de investigación: lo siguiente es ver quién era, por qué era así y qué había hecho. ¡Y qué mejor que ver si tenía web! Efectivamente, me encontré con una preciosa página en la que encontré respuestas a mis inquietudes y ver, encima, ¡cómo era de pequeño! Ya sabes, los cotilleos (por lo menos para mí) son las partes más interesantes de las historias y ponerles caras es lo mejor para entenderlos, ¿o no?

Mi paso siguiente fue, como cabía de esperar, ver su trabajo en movimiento. Comprobar cómo plasmaba guiones y dirigía actores e,  incluso, actuaba.

Aquí os dejo mis conclusiones sobre sus cuatro películas:

Diez años de su propia vida le sirvieron de inspiración para escribir esta historia basada en una obra de teatro que escribió años atrás. Tierna, dura, original y, sobre todo, positiva. Verás la vida desde otra panorámica, aprenderás que no es pena lo que necesita la anormalidad (cualquier anormalidad) si no normalidad. Y, lo más importante, te reirás llorando.

Preciosas imágenes y situaciones que, si te leíste “El mundo amarillo”, acompañarán sus páginas.

Conoce a Los Pelones, verás como no te arrepientes.

La muerte es otro de sus temas recurrentes, pero no con lágrimas y pésames, sino con recuerdos, sentimientos e imágenes compartidas. De deseos y últimas voluntades echas realidad. Hablar de la muerte como parte de la vida sin ser tabú.

Esta película va de eso, de unos amigos que van a un funeral de un antiguo compañero del colegio que encuentran muerto en una esquela y de cómo las lavadoras pueden ser terapias de relax.

De nuevo, lágrimas de vida. Y risas de muerte, como debe ser.

Mi primer contacto con Albert fue por casualidad, en soledad y con una película que no me esperaba que fuera tan buena. Una de esas películas que te hacen replantearte el porqué criticamos y generalizamos tanto el cine español, restándole valor a estas historias sin desperdicio.

De nuevo, Espinosa en su máximo esplendor con unos grandes actores y un argumento digno de goya como mínimo.

El cartel de la película lo dice todo. Sin duda, más que recomendable.

Albert (Eloy Azorín) tiene un sueño, un trauma, un deseo: tocar la guitarra.

Y un problema: no sabe cómo decirle a su novia que no la quiere a … cinco días de su boda. Su amigo David (Albert Espinosa), su perfecto compañero de batallas infinitas y consejos sinsentido, pero de corazón, y sus especiales compañeros de clase de guitarra para gente con discapacidades le ayudarán a salir airoso (¿o no?) de ambos dilemas.

Genial reparto, mejor guión e insuperable historia.

En fin, ahí va este monográfico de uno de mis últimos descubrimientos cinematográficos( y librísticos).

Solo os pido que le deis una oportunidad, que escojáis una película y que intentéis disfrutadla. Si os gusta una, cualquiera, os gustará el resto. Os lo aseguro.

Esta servidora está alargando la espera de adquirir el best-seller por el que me digné a conocerlo. Aún no lo he adquirido, porque estoy intentando alargar el noviazgo lo máximo posible y darle emoción al asunto, que no quiero empacharme de momento y restarle valor.

Sea cual sea tu vida, eres especial. Sean cual sean tus experiencias, tus traumas, tus puntos flacos o tus problemas puede que encuentres en todo esto algún sentido, alguna ayuda que pueda paliarlos porque, al fin de cuentas, todos somos más que iguales: somos diferentes.

Y eso une mucho.

Anuncios

De tesoros, imprescindibles y años viejos…


Cuando Natalia, de Dressing in Wonderland, me propuso hacer algo especial para Navidad, me arrancó una de mis mejores sonrisas mezcla de gratitud y orgullo y decidí unirme para conmemorar las fiestas.

Ella ha elegido una selección navideña que nos saca nuestro lado más infantil y nos recuerda que aún seguimos siendo niños.

Por mi parte, mi recopilatorio trata de reavivar nostalgias y de acariciar mi estado de ánimo con algunas obras modernas de mi tan afamado ya-(insertar ironía si procede)- gusto exquisito.

Te imaginarás que mis joyas más valiosas, esas que me engalanan la vista cada día y con las que más disfruto reordenándolas y abriendo sus carcasas y portadas no son rólex ni cuevas de Alí Babá… Pensando en hacer una entrada dedicada a sacaros unas sonrisas y a endulzaros un poco más los días de lluvia y mantita, os traigo varios de mis indispensables más preciados por estas épocas navideñas -que no es que sean navideños de por sí-, clásicos de mis retinas ya, y algunos extras que pretendo disfrutar en épocas venideras.

No voy a hacer listas ni reviews, creo que con algunas imágenes y algunos versos de estos míos, cursis cual final de cine con bastante empalague, bastarán para poneros los dientes larguillos y que vayáis a algún.sitio.totalmente.legal a adquirirlos. He dicho. En fin, guiños aparte, aquí están mis favoritos navideños en cuanto a libros, música, cine y series se refiere.

DSCN1607

Como veis, no encontraréis acción desmedida ni apocalíptica ciencia ficción (para eso, mira a tu alrededor)… Son finales felices y otros no tanto con subidones de azúcar y canciones que pondrían vellos de punta al más tosco de los elfos.

Voy a dividirlo en tres grupos, porque ya se sabe que agrupando emociones se llora menos y se gastan menos teclas.

Empecemos…

Pasados: Este grupo lo conforman mis clásico por excelencia, lo que me hicieron crear este blog y los que recurren constantemente a mi mente en forma de sonrisas sin compartir.

Un brindis por…

Bridget Jones, con su perfecta banda sonora y sus absurdas historias navideñas. Love Actually, porque no se puede decir más de esta película de lo que habrás soñado una y mil veces, porque es deliciosa y porque… los zombis, gracias a ella, son muchos más dulces… Notting Hill, porque Julia Roberts nunca fue tan mala y tan adorable al mismo tiempo y unas gafas de buzo jamás me gustaron tanto. The Holiday, Descubriendo Nunca Jamás, Tenías que ser tú, Por Siempre Jamás, porque llegaron a mi vida por casualidad y se convirtieron en momentos felices de estos que tantos echamos de menos con el tiempo.

Pasados presentes: Porque la vida es mucho más llevadera cuando te apasiona algo, cuando te sientes pensativa y quieres seguir disfrutando de esos momentos de soledad que tanto gustan de vez en cuando.

Un bomboncito con nueces, de esos que se derriten en mi boca y que tanto me gustan, por…

Jane Austen, porque no hay palabras para describir lo que ha aportado a este, mi querido mundo del romanticismo más empedernido y las mangas del pijama acariciando mis rojitos cachetes. Porque Orgullo y Prejuicio es un must-have y porque Sentido y Sensibilidad es tan deliciosa como emocionante. Porque sus historias en pantalla son mis preferidas y, como veis, disfruto adquiriendo su merchandising como la que más. Audrey Hepburn, porque es preciosa, su vocecita (la original!!) me encanta y porque este sombrerero es una delicia hecha DVD. Sexo en Nueva York, una de las pocas series que me veré una y mil veces y seguirá ilusionándome como la primera vez.

Pasados y futuros presentes: Porque los porqués están sobrevalorados y las Navidades deberían ser la época más especial del año y punto. Por eso y porque son pendientes ya conocidos…

Un abrazo con emoción a…

Ally McBeal, porque es mi última adquisición serística, su banda sonora es otra que no puede faltarte en estos días pre/postapocalípticos y porque Ally me descubrió el placer de las series sin doblar. Y algo para leer…  los libros salientes de mi lista de lectura que son más que apropiados para empezar por estas fechas: La Trilogía de la Niebla, de Carlos Ruiz Zafón, simplemente, un lujo de edición y de páginas que estoy deseando empezar; The Carries Diaries, mi relación amor-odio con Gossip Girl se acabó (¡y qué final! shhhh…) y la cadena da paso a una nueva serie basada en los días pre-NY de Carrie… así que apuesto primero por leer las obras originales, ya os contaré…

Futuros, pasados, presentes… Nostalgia, al fin y al cabo: eso es para mí la Navidad. Una época para excusarnos de nuestras desdichas e intentar ver la cara más alegre de nuestra más absoluta rutina. De alegrarnos de lo que tenemos, que bien sabemos que es más que mucho, y afrontar un nuevo año con más ganas y menos promesas que el anterior.

Hasta el próximo cuento, tesoro o año. Intentad sed felices, aunque sea por tradición.

Invitada por Navidad…


Con motivo de los presentes momentos navideños, la autora del blog “Me he perdido en el camino“, Irene, me ha entrevistado…

Echadle un vistazo a su blog, ¡no os arrepentiréis!

Como soñadora a tiempo parcial y realista en fines de semana, la Navidad es la época del año que más me gusta. Será porque me da pie para quedarme en casa arropadita sin complejos leyendo o viendo series y películas lagrimeras. También puede que sea porque es una etapa en la que los recuerdos están a flor de piel, intentamos hacer el menor mal posible o, simplemente, porque huele a castañas asadas por las calles, y eso me chifla.

(Sigue leyendo aquí)

Miniseries de época


Ahora que llegan las Navidades y que los días de bajón y de mantitas con chocolate en el sofá nos apetecen más que nunca- que se nos amontonan paquetes de pañuelitos comprados en semáforos por eso de la solidaridad que nos entra por estas fechas- os dejo mi TOP 5 de mis miniseries de época preferidas producidas, cómo no, por la BBC.

Porque ¿qué mejor que un buen atracón de amores imposibles, debacles atemporales y paisajes fascinantes para pasar una buena tarde de tormenta?

(Para leer más, pincha aquí)

¡Colaborando con “Teleadictos”!


A partir de esta semana, empiezo a colaborar con el blog del  “Teleadictos“, podcast dedicado especialmente a  series y que os recomiendo muchísimo si queréis ser, o ya sois, expertos en el mundillo serístico y enteraros y compartir las últimas novedades de la pequeña pantalla. ¡Yo soy una auténtica fan! Y eso que que los descubrí hace poco…

Aquí os dejo con mi primera colaboración en su blog.

¿Os apetece “Una de terapias”?

Con los tiempos que corren, el estrés, las crisis y demás desavenencias emocionales se están convirtiendo en parte de nosotros. Las operaciones a corazón abierto son impactantes pero, si me permites la ocurrencia, lo son aún más cuando el corazón no está en una camilla, sino vivito y coleando y hace falta que alguien le dé un empujoncito de palabrería controlada para que pueda seguir funcionando correctamente. Y los divanes son geniales para eso.

Si no tienes tiempo, dinero, ganas de ir a terapia o, simplemente, te apetece emocionarte cotilleando vidas más moviditas que la tuya, aquí te ofrecemos dos opciones que, aunque distintas entre sí, comparten una misma idea: conseguir hacer las paces contigo mismo.

Para seguir leyendo, ¡pincha aquí!

¡Esto solo puede pasar en Halloween!


¿Eso que suena desde la ventana son aullidos de lobo? ¿Y qué son esos extraños gruñidos y esos estremecedores lamentos que se oyen desde la lejanía? ¿No está siendo esta noche algo más larga de lo normal?

Quién sabe. Halloween está cada vez más cerca, cosas extrañas están empezando a suceder y parece que tienes un regalo esperando en tu puerta.

Ahora, tú y sólo tú podrás decidir qué va a pasar en tu historia. Puedes elegir qué camino tomar en las encrucijadas, pero cuidado… Has de tener en cuenta las consecuencias de tus actos. En halloween, cada esquina puede guardar una sorpresa inesperada.

¿Preparado? Pues abre el regalo que te espera más abajo…

¿A qué esperas? Clica en la calabaza y descubrirás lo que solo puede pasar en Halloween…

Celia nos regala esta mágica historia que tanto me recuerda a las que solía leer hace años, aquellas en las que tu destino depende de lo que elijan tus ojos; esas de primera persona y el nudo en la garganta….

¡Gracias, Celia, por este intrigante relato!

Laurie Viera or the pleasure of writing about Jane Austen’s world


(TRADUCCIÓN AL ESPAÑOL: aquí)

I met Laurie in my very first time on Twitter.

I was kind of newbie in a world that I loved to know more and more about: Jane Austen’s. I wanted to meet people who were interested on her and her books; who were writing about and because of her. So when I typed “Jane Austen” in the Twitter browser, I realized that lots of new friends were waiting for me right there. And like that, click after click, I found Jane Austen Addict, Laurie Viera’s web page. I was clicking around, reading her posts, taking parts in giveways…What’s more, I was delighted with the series about her books, “Sex and the Austen Girl. These 2-3 minutes episodes inspired by Laurie Viera’s books (Confessions of a Jane Austen Addict and Rude Awakenings of a Jane Austen addict) were really intelligent and fun! And I wanted more: I had to buy both books at once! When this thought in mind, what was my surprise when, few days later, Laurie sent me my very first email on Twitter: I was the winner of her last giveaway! The books were mine!!!

The rest of the story, you can imagine…Hours of laughing and learning about both world (Jane Austen’s and Ours).

Two women who have inexplicably switched bodies, time periods, and lives — one from Regency England, the other from 21st-century Los Angeles — debate the pros and cons of life and love in today’s world vs. Jane Austen’s world.

Now, no more talking about me. Let’s welcome our very special guest of this month:

LAURIE VIERA RIGLER

1) As I know that you have answered hundreds of times the same questions about your books, Jane Austen and so on, I would want you to just tell us, Otroscuentos readers,  anything you would like to share with us, about  your work (past, present or/and future), your life, projects, dreams… In other words, your “why- writing”, if you can express it like that.

I write to give my readers what I enjoy most about reading: a story that takes me on a journey outside of myself, a story in which I can immerse myself, something that makes me think, reflect, that moves me, something that ultimately resonates with my own life. No one can hope to write a story that appeals to everyone, but there is nothing more gratifying than to hear that my novels helped a reader through a bad breakup, a child’s illness, restored a reader’s faith in love, or simply gave a reader several hours of escape from the stresses of daily life. I hear things like this all the time from my readers, and it makes me very happy.

2) In Otroscuentos blog, we love talking about languages. We know that the translation of a book is really important in order to sell it internationally and expand the work of a writer to more and more diversity of readers. If I am not wrong, you have Italian translations of your books, right? Could you explain to us how that experience was? Did you talk directly to the translator or have any kind of contact with her? Did you read or revise  the final translation (or anyone close to you did it for you) before published? Could you describe to us the process you had to follow?

And talking about that, you know that here, in Spain, you would have a great success with your books, have you thought about a Spanish translation of them? I am sure that the readers of Otroscuentos would be delighted of reading a positive answer!

I’ve definitely thought about a Spanish translation of my books, and I would be delighted for that to happen. I have the highest respect for the art of the translator, having worked on occasion, in my days as a freelance editor, with a brilliant translator who did a number of English translations of German works. I did some light editing of her English translations, and the lively discussions that she and I had about nuances of meaning gave me a greater understanding and a deep appreciation of what translators do.

As for the Italian translations of my own books, they, like all translations of my works, have been overseen directly by the publisher of that particular translation.

3)As far as I am concerned, the Internet is one – if not the best– advertisement tool we have in order to show our work on a national and international level. And what’s more, social networks, like Facebook or Twitter are growing importance in this field. In fact, I met you thanks to Twitter! What do you think about that? Are you selling more thanks to the Internet? Do you agree that the Internet and social networks are the new booksellers?

Continúa leyendo Laurie Viera or the pleasure of writing about Jane Austen’s world