De esa loca bajita…


Escuchando a Serrat, con tres minutos para comer y una ducha reconfortante por delante, te quería dedicar estos efímeros-que no tristes- versos este mediodía- que no noche. Porque las noches son para las pizzas de los viernes y los Modern Family repetidos, las broncas de guardar y las risas infinitas. Porque las lágrimas que me asaltan al escuchar “Esos locos bajitos” de repente en Spotify me recuerdan a nuestras conversaciones entre Ismaeles y Silvios Rodríguez. Porque los lapiceros hechos con rollos de papel del váter, aunque fuesen forrados, parecen ya cosa de otro cuento. Porque aunque ya no tengas diálogos en nuestros cuentos, estás en cada uno de los pensamientos de sus páginas. Porque sigo siendo esa loca bajita que, sabiondilla y respondona, siempre se creía saberlo todo.

Siento que me abrazas y no necesito más. Gracias por seguir haciéndome tan feliz, papá.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: