My little Dorrit


14 capítulos. BBC. Charles Dickens.

7 horas de personajes envolventes y oscuras estancias. De deudas, inversiones, negocios y dinero.

Horas que evocan, en definitiva, a crisis actuales- a la moda ya por aquel entonces.

Capítulos inundados de callejuelas recónditas, vidas ajenas y cenas palaciegas. De vestidos ricos y pobres, de amores inconclusos, y de bondades infravaloradas. De muertes sin rumbo y de vidas truncadas.

 

De la pequeña Dorrit. Madura e incorrompiblemente feliz

 


 

 

De Arthur. Justo, sensato y galantemente diferente

 

De la Europa de mediados de siglo XIX.

De cárceles y de amor. De sufrimientos incomprendidos. De los peores.

Culpables de que, tras dos días dedicados a este pequeño lujo en mi pantalla, una servidora se quede vacía a la búsqueda de más joyas por descubrir.

Aquí os dejo este homenaje a este pequeño tesoro de la literatura convertido en movimiento.

Disfrutadlo, my little ones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: